Jay-Z demanda a un canal de YouTube por suplantar su voz para simular lecturas de Shakespeare a través de Inteligencia Artificial.

El cantante Jay-Z ha conseguido que YouTube elimine un vídeo en el que aparece su voz leyendo textos de Shakespeare, a través de una técnica que utiliza una inteligencia artificial para replicar la voz y simular que la voz suplantada dice cosas que no ha dicho, y que se conocen como “deepfakes” de audio, por entender que la utilización de su voz sin su consentimiento puede suponer una vulneración de sus derechos de autor.

Este tipo de videos, cada vez más populares en las redes, utilizan la voz real de personajes conocidos y, a través de herramientas de IA, consiguen que lea textos o entone canciones que nunca han sido recitados por ese personaje, lo que puede suponer la difusión de vídeos aparentemente reales, como ha ocurrido en casos como el del expresidente Obama.

¿Comenzamos?

Cuéntanos un poco sobre tu negocio y te contactaremos en menos de 24 horas.