<strong>Estados Unidos, a punto de prohibir las cláusulas de no competencia</strong>

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) propuso una nueva regla que prohibiría a los empleadores imponer cláusulas de no competencia a sus trabajadores. La prohibición viene motivada al entender la FTC que las cláusulas de no competencia afectan a los salarios, obstaculizan la innovación y bloquean a los empresarios para que no inicien nuevos negocios. Con la aplicación de esta nueva regla, se estima que los salarios aumentarán en casi 300 mil millones de dólares por año y se ampliarán las oportunidades profesionales para unos 30 millones de estadounidenses.

La FTC se encuentra buscando comentarios públicos sobre esta nueva regla, la cual se fundamenta en un hallazgo preliminar de que las cláusulas de no competencia constituyen un método desleal de competencia y, por lo tanto, violan la Sección 5 de la Ley de la FTC.

Consecuentemente, la eliminación de este tipo de prácticas busca promover mayor dinamismo, innovación y competencia en el mercado. En palabras de la presidenta de la FTC, “la libertad de cambiar de trabajo es fundamental para la libertad económica y para una economía competitiva y próspera”.

Las cláusulas de no competencia son de uso habitual por las empresas estadounidenses, en todas las industrias y a todos los niveles. La FTC considera que los empleadores hacen valer su poder de negociación para imponer a los trabajadores la firma de contratos con estas condiciones. Asimismo, esta autoridad pública sostiene que estas prácticas dañan la competencia en los mercados laborales estadounidenses al impedir que los trabajadores busquen mejores oportunidades y al obstaculizar que los empleadores contraten al mejor talento disponible.

La investigación que fundamenta la iniciativa de la FTC indica que las cláusulas de no competencia también obstaculizan la innovación y el dinamismo empresarial de múltiples maneras, desde evitar que los posibles empresarios formen negocios competitivos, hasta inhibir a los trabajadores de traer ideas innovadoras a nuevas empresas. En última instancia, esto perjudica a los consumidores: en mercados con menos nuevos participantes y mayor concentración, los consumidores pueden enfrentar precios más altos.

De este modo, para mitigar los problemas derivados de las cláusulas de no competencia, la regla propuesta por la FTC haría ilegal que un empleador:

-celebrase o intentase celebrar en un acuerdo de no competencia con un trabajador;

-mantuviese un pacto de no competencia con un trabajador; o

-declarase a un trabajador, en determinadas circunstancias, sujeto a una cláusula de no competencia.

Esta propuesta sería de aplicación a los contratistas independientes y a cualquier persona que trabaje para un empleador, ya sea remunerado o no. También requeriría que los empleadores rescindiesen los acuerdos de no competencia existentes e informasen activamente a los trabajadores de que ya no están vigentes.

En cambio, la propuesta de regla no se aplicaría a otros tipos de restricciones de empleo, como los acuerdos de confidencialidad. Sin embargo, otros tipos de restricciones de empleo podrían estar sujetos a la regla si tienen un alcance tan amplio que funcionan como no competencia.

Leer más

Posts relacionados que podrían interesarte

Todas nuestras noticias